LAS RIMAS, POR MÍ TAN AMADAS, DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

.

Juan Emilio Ríos Vera

La filosofía fue la primera de las ciencias, aquella que nos sacó de la oscuridad del mito y nos enseñó el logos, el conocimiento y nos enseñó cómo funcionaba el Universo realmente Luego la fuimos postergando, solapada por las Ciencias, tan exactas, tan rigurosas, tan normativas y hoy, como a la poesía, la consideramos un saber antiguo, inútil, abstracto, incapaz de adaptarse a los nuevos tiempos, robotizados hasta los dientes, tecnológicos y técnicos. Así la hemos ido arrinconando y aquellos que la utilizan y la consultan son considerados unos snobs, unos elitistas que se resisten a la modernidad y al futuro. Y la niegan porque en lugar de dar respuestas lo que hace es sugerir más preguntas y más incógnitas todavía a nuestra ansia de saber y de desvelar secretos.

Yo, sin embargo, abogo porque nos tomemos la vida con mucha filosofía pues de esta form nos irá mejor a todos. Y voy a argumentar las razones y los artífices que nos pueden echar una mano: Hay que echar mano de Sócrates que nos decía que teníamos que conocernos a nosotros mismos.

Hay que acudir necesariamente a Platón que nos enseñó a amar en secreto, sin esperanzas de ser correspondido, pero con el ardor mismo que si se consumara la relación.

Tenemos que beber de Aristóteles cuando nos dice que todo en la Naturaleza está en continuo movimiento y que estos accidentes van marcando el devenir de nuestra existencia.

No deberíamos darle la espalda a Descartes y a su método cartesiano que utilizó para discernir entre lo auténtico y lo falso aunque la Ciencia nunca se creyó sus hallazgos y certezas.

Los empiristas como Hume y Locke nos enseñaron que la razón no era la única fuente de conocimiento valida y que la experiencia y los sentidos son fundamentales para nuestroaprendizaje.

Los filósofos sociales como Hegel, Marx y Nietzsche se centraron en desenmarañar eso que llamaron “La alienación” y que no era otra cosa que todo lo que esclaviza al ser humano, sobre todo la religión y el trabajo. Sin filosofía no avanza la vida.

Seb
Author: Seb

Leave a Reply